• Go to:

Cólico renal agudo

El cólico renal es una situación aguda y dolorosa provocada por un cálculo que bloquea el uréter. Acuda a su médico de familia o al centro de urgencias más cercano lo antes posible para aliviar el dolor.

El dolor se alivia normalmente con AINES (fármacos antiinflamatorios no esteroideos), que usted puede tomar como comprimidos o supositorios. Si este primer paso de tratamiento no es eficaz, recibirá analgésicos más fuertes llamados opioides. Normalmente se inyectan directamente en la vena. El inconveniente de los opioides es que pueden provocar náuseas.

En algunas ocasiones, los fármacos no funcionan. En este caso, el médico puede tener que evacuar la orina desde el riñón. A esto se le llama descompresión.

Hay dos métodos de descompresión:

  • Colocando un catéter doble J en el uréter a través de la uretra (Fig.1)
  • Insertando un tubo de nefrostomía percutánea en el riñón directamente a través de la piel (Fig. 2a y 2b)

Ambos métodos son igual de eficaces.

Fig.1: Se inserta un catéter doble J para que la orina pueda fluir a través del tracto urinario.
Fig.1: Se inserta un catéter doble J para que la orina pueda fluir a través del tracto urinario.
Fig. 2a: Se utiliza un tubo de nefrostomía percutánea para drenar la orina directamente desde el riñón a la bolsa de catéter.
Fig. 2a: Se utiliza un tubo de nefrostomía percutánea para drenar la orina directamente desde el riñón a la bolsa de catéter.
Fig. 2b: Un tubo de nefrostomía percutánea dentro del riñón.
Fig. 2b: Un tubo de nefrostomía percutánea dentro del riñón.

Riñón obstruido e infectado

Si usted tiene cólico renal junto con fiebre o si se siente anormalmente cansado, debe acudir inmediatamente al departamento de urología más cercano. Se le realizarán análisis de sangre y orina para comprobar si tiene un riñón obstruido e infectado.

Si lo tiene, necesita descompresión inmediata para aliviar la presión del riñón. Después de la descompresión recibirá antibióticos para quitar la infección. Solo recibirá tratamiento para retirar el cálculo una vez que haya desaparecido la infección.