• Go to:

Las cintillas dan soporte a los músculos del suelo pélvico y ayudan a la uretra a resistir mejor la presión de la vejiga llena. La colocación de cintillas pretende curar la incontinencia urinaria de esfuerzo mediante la compresión de la uretra o la recolocación de la misma en relación al cuello vesical. El objetivo de ambas técnicas es prevenir la fuga de orina.

Existen varios tipos de cintillas: cintillas de dos brazos, de cuatro brazo y ajustables. Pueden ser sintéticas, o de material humano o animal. Usted puede discutir con su médico cuál es la mejor opción para usted.

La recomendación de un tipo de cintilla para usted depende de su situación y necesidades individuales. También depende de la disponibilidad de distintos tipos de cintillas en su hospital y de la experiencia de su cirujano con ellas.

¿Cuándo debo considerar una cintilla?

Las cintillas pueden ser consideradas en casos de incontinencia urinaria leve a moderada después de una prostatectomía. También se recomiendan cuando otras opciones quirúrgicas no son posibles, o si usted no se quiere someter a una cirugía mayor.

Una cintilla puede ser una buena opción después de que otros tratamientos hayan fallado. Discutas con su médico cuál es la mejor opción para usted.

Fig. 1: Cintilla común retropúbica de dos brazos.
Fig. 1: Cintilla común retropúbica de dos brazos.
Fig. 2: Cintilla común de cuatro brazos.
Fig. 2: Cintilla común de cuatro brazos.
Fig. 3: Cintilla común ajustable.
Fig. 3: Cintilla común ajustable.

¿Cómo se implantan las cintillas?

Normalmente para el procedimiento usted recibirá anestesia local o espinal, pero en algunos casos se puede recomendar anestesia general. Primero el doctor coloca un catéter para asegurar que su vejiga está completamente vacía durante la cirugía.

El médico realiza una incisión en el periné para colocar la cintilla. En los casos de cintillas de dos brazos, los extremos de la cintilla se colocan en posición a ambos lados de la uretra, con lo que la cintilla adquiere una forma de hamaca. Entonces, los extremos de la cintilla se fijan al tejido encima del hueso púbico, o alrededor de la ingle (Fig. 1). En las cintillas de cuatro brazos, dos extremos de la cintilla se fijan a la ingle, mientras que los otros dos se fijan al tejido alrededor del hueso púbico (Fig. 2).

Para las cintillas ajustables, el médico realizará incisiones adicionales en la parte baja del abdomen para colocar el instrumento de ajuste en el cuerpo (Fig. 3). Existen distintos sistemas de ajuste. Cada tipo de cintilla tiene unas características y resultados específicos, y posibles complicaciones. Usted puede preguntar a su doctor por su experiencia con la cintilla que le surgieran.

¿Cómo me preparo para el procedimiento?

Antes de la cirugía su médico le pedirá análisis de orina para asegurarse que usted no tiene una infección del tracto urinario. Si tuviera una infección, su médico le recetará antibióticos antes, durante, y después de la operación

Su médico le avisará con detalle sobre cómo prepararse para el procedimiento. Si usted necesita anestesia general, no debe comer, beber o fumar seis horas antes de la cirugía. Si está tomando alguna medicación, coméntelo con su médico. Puede necesitar dejar de tomarla varios días antes de la cirugía. Su médico le recomendará cuando puede volver a empezar a tomarla.

¿Cuánto tardaré en volver a mis actividades diarias?

Su médico le retirará el catéter 24 horas después de la cirugía y controlará su recuperación. Normalmente usted puede recibir el alta unos día después de la cirugía. Si tiene problemas para orinar o queda mucha orina residual en la vejiga, puede precisar quedarse más tiempo. La estancia hospitalaria recomendada varía en distintos países

Después de cualquier cirugía, su cuerpo necesita tiempo para una recuperación completa. Puede costar hasta 6 semanas para que la herida cicatrice por completo. Durante este tiempo puede experimentar dolor en el área pélvica, o sentir dolor cuando orine. Su médico puede recetarle medicamentos para paliar estos síntomas.
Su cicatriz será revisada y normalmente se utilizan puntos que se disuelven y desaparecen solos.

Recomendaciones para las 4-6 semanas después de cirugía:

  • Beber 1-2 litros al día, preferiblemente agua
  • No levantar pesos de más de cinco kilos
  • No hacer ejercicio físico intenso
  • Ducharse en vez de bañarse
  • Evitar ir a baños termales, o ir a la sauna
  • Adaptar su dieta para evitar estreñimiento

Usted necesita ir a su médico o al hospital directamente si:

  • Desarrolla fiebre
  • No puede orinar
  • Tiene pérdida sanguínea masiva o dolor
  • Tienen una significativa cantidad de sangre en la orina
  • Nota que la cicatriz empieza a sangrar, o sale líquido transparente, o duele

Ventajas

  • Altas probabilidades de curar la incontinencia urinaria de esfuerzo
  • Solución a largo plazo
  • Rápida recuperación
  • No tienen efecto negativo sobre un posible tratamiento quirúrgico futuro

Desventajas

  • Riesgo de daño o perforación de la uretra
  • Muy bajo riesgo de daño del intestino o vasos sanguíneos en el área pélvica
  • Riesgo de retención urinaria temporal después de la cirugía
  • Riesgo de incontinencia urinaria de urgencia
  • Riesgo de hematomas o sangrado abdominal
  • Riesgo de infección urinaria
  • Riesgo de erosión o infección de la cintilla
  • Riesgo de recurrencia de la incontinencia urinaria
  • Riesgo de necesidad de otra cirugía en caso que la cintilla no sea efectiva