• Go to:

A usted se le ha diagnosticado un cálculo renal o ureteral. En este sección describe las diferentes opciones de tratamiento que usted puede comentar con su médico. Juntos pueden decidir qué enfoque es el más adecuado para usted.

Los factores que influyen en la decisión son entre otros:

  • Sus síntomas
  • Las características del cálculo
  • Sus antecedentes médicos
  • El tipo de tratamiento disponible en su hospital y la experiencia de su médico
  • Su preferencias y valores personales

No todos los cálculos requieren tratamiento. Usted necesita tratamiento si su cálculo provoca molestias y no se elimina naturalmente con la orina. Su médico también puede recomendar tratamiento si tiene enfermedades preexistentes.

Si usted tiene un cálculo renal o ureteral que no provoca molestias, normalmente no recibirá tratamiento. Su médico le dará un calendario de visitas regulares de control para asegurarse de que su enfermedad no empeora.

Si su cálculo puede eliminarse con la orina, su médico puede recetarle medicamentos para facilitar este proceso. Este es el tratamiento conservador.

Si su cálculo continúa aumentando de tamaño o provoca dolor frecuente e intenso, usted recibirá tratamiento activo.

Tratamiento conservador de los cálculos

La mayoría de los cálculos renales o ureterales se eliminarán al orinar. No obstante, dependiendo del tamaño y localización del cálculo, puede tardar algún tiempo en eliminarse. Usted puede sufrir un cólico renal cuando se mueve el cálculo. Si tiene un cálculo muy pequeño, hay un 95% de probabilidades de que el cálculo se elimine en las próximas 6 semanas.

En general puede recordar lo siguiente:

  • Cuanto más cerca esté el cálculo de la vejiga, mayor es la posibilidad de que se elimine
  • Cuanto más grande sea el cálculo, menos posibilidades habrá de que se elimine

Existen dos opciones de tratamientos conservadores: Terapia medica expulsiva (TME) y disolución de cálculos de ácido úrico. En ambos casos usted recibe medicación.

Tratamiento activo de los cálculos

Los cálculos renales o ureterales deben tratarse si provocan síntomas. Hay 3 formas frecuentes de tratar los cálculos: la litotricia por ondas de choque, la ureteroscopia, y la nefrolitotomía percutánea.

Cuál de ellas es la mejor opción de tratamiento para usted, depende de muchos aspectos. El factor más importante son los síntomas que provoca el cálculo. Según esté el cálculo en el riñón o en el uréter, el médico puede recomendar diferentes opciones de tratamientos.

Si usted no tiene síntomas también puede recibir tratamiento si:

  • El cálculo sigue aumentando de tamaño
  • Usted tiene un alto riesgo de formar otro cálculo (véase Evaluación metabólica)
  • Usted tiene una infección
  • Su cálculo es muy grande
  • Usted prefiere el tratamiento activo

Su médico recomendará la extracción de un cálculo del uréter si:

  • Parece demasiado grande como para ser eliminado con la orina
  • Usted sigue teniendo dolor mientras toma medicación
  • Sus riñones se han parado o puede que dejen de funcionar correctamente